Diseñar un Powerpoint atractivo

En la mayoría de las empresas y compañías es necesario el desarrollo de una estrategia comunicacional que llegue de forma eficaz a cada uno de sus integrantes. Pero muchas veces estas presentaciones no son bien planificadas ni desarrolladas, resultando poco atractivas para el público objetivo, generando una pérdida de tiempo y dinero.

Ofrecer contenido fácil de recordar

La capacidad de atención y memoria que tenemos durante las horas de trabajo difiere de la que podemos tener durante el ocio. No ponemos la misma atención a una presentación para un equipo de trabajo que para mirar una serie que nos gusta o al hablar de un partido de fútbol de nuestro equipo. Por ello lo ideal es aplicar la regla de “menos es más”. Incluir más de cuatro conceptos en una misma página de powerpoint llevará al fracaso a la comunicación de ese proyecto. Detallar claramente las ideas en palabras clave es una gran alternativa, así como destacar las mismas sobre el resto del texto.

No saturar cada página

Si durante nuestra presentación los participantes susurran, bostezan o directamente no están observando nuestra presentación, claramente el diseño y desarrollo de la misma está fallando.
Lo primero que hay que tener en cuenta es que las presentaciones necesitan AIRE. Saturar la presentación con imágenes, exceso de colores o textos interminables desviará rápidamente la atención del público. Afinar el powerpoint como si fuera una flecha, limpiando de imágenes innecesarias y textos saturados ayudará a que la presentación dé en el blanco.

Diseño de infografías

A veces en la preocupación porque nuestro mensaje llegue, olvidamos también ofrecer un diseño que permita llegar al público. Un texto suelto en medio de la pantalla, o una tabla con decena de datos rápidamente espantan la atención la mayoría de las ocasiones.
Pensar el concepto unificando todo en una imagen ayuda a ordenar y simplicar los datos. La mayoría de nosotros tiene una gran memoria visual, y por ello es que las presentaciones que utilizan recursos gráficos bien aplicados, sin excesos, llegan rápidamente a la atención del público.

Dejar un mensaje claro

En el transcurrir de los textos y las imágenes, si utilizamos diversas tipografías e imágenes de diferentes estilos y calibres, el mensaje irá diluyéndose en la maraña. Para ofrecer un concepto claro, primero debemos tener en claro nosotros qué queremos comunicar, y cómo.
Por eso hacer un boceto o proyecto de la presentación ayudará a clarificar nuestras ideas y a mejorar nuestro mensaje. Utilizar hojas de estilo y una paleta de colores adecuada hará mucho más efectiva nuestra presentación. Unir todos los conceptos en una frase o conclusión final también servirá para que el público retenga de mejor forma lo que queremos transmitir.

El diseño comunica

Cuando diseñamos nuestras presentaciones con el fin de llegar al corazón de la audiencia, debemos reflexionar si éstas son visuales, simples y comunican emoción. Sin una historia que contar, nuestra presentación se reduce a una mera transmisión de información y perdemos la oportunidad de inspirar a la acción.

Querés presupuestar tu proyecto? Tenés alguna duda?

Llamanos al +54 11 2064 0760 o escribinos a info@doblenuez.com