Los chicos en la internet.

La mayoría de los usuarios de internet cuentan con múltiples accesos a la web, sea por PC, celulares o tablets. Esta versatilidad también puede ser un riesgo si no administras correctamente tus contraseñas: son tantos los servicios que usamos a diario que nos piden contraseña que no hay memoria que mantenga todas las claves en ella. Aquí algunos consejos para sobrevivir a la maraña de contraseñas sin correr el riesgo de ser fácilmente hackeado.

Aunque hay una frase que se repite en cada rincón de la web que reza “no hay password que no se pueda hackear”, la idea es hacérselo lo más complicado posible a quienes pretendan vulnerar nuestras cuentas y con ello nuestra intimidad e incluso nuestra economía. La mayoría de nosotros cuenta con claves para redes sociales, sitios de entretenimiento, home banking y comercios online, y los datos que allí ofrecemos son el tesoro al que todo hacker quiere acceder, ya que la mayoría de nuestras claves están armadas con datos personales, tales como nombres de mascotas, clubes de fútbol o fechas de nacimiento. Para mejorar nuestra seguridad online te proponemos aquí algunos tips para actualizar y fortalecer tus contraseñas:

Sé creativo: ¡basta de usar el nombre de tu mascota como password! Toma un libro cualquiera y marca con los ojos cerrados dos palabras y ya tendrás una clave cien veces más segura que “Bartolo” o “Boca123”.
Combina letras y números: nos lo dicen cada vez que tenemos que crear una clave nueva, y la mayoría de las veces ponemos el clásico “1234” al final de la clave de siempre. Para evitarlo, cambiar vocales por números suele ser un buen método de potenciar nuestro password. Por ejemplo si nuestra clave es “Amalgama” podría transformarse en “4ma1gam4”.

Utiliza la poesía: las rimas poéticas pueden ser de gran utilidad para diversificar tus claves. Busca una rima fácil de recordar donde se encuentren tus palabras clave y ya no te olvidarás más de ellas. Claro que, como es necesario actualizarlas seguido, lo importante es que recuerdes el concepto, y luego maquillarlo con los caracteres que hasta ahora no usaste, como */<[+), o y con ello ya tendrás tu renovada y fortalecida clave.

Y vos, ¿qué otros trucos utilizás para mantener tus claves en la memoria y de difícil acceso para los demás?

Comprobá si tu contraseña es segura en password.es/comprobador